Posts Tagged ‘sociedad’

h1

La final del fútbol mexicano, reflejo de la sociedad…

mayo 25, 2009

Este domingo se concretó la dupla de equipos que participarán en la final del clausura 2009: los Tuzos del Pachuca vs. Pumas de la UNAM. Todo ello después de un fin de semana cardiaco en el que, por cuestión de minutos, podría no estar dando esta nota tal cuál.

Semifinal Pumas vs. Puebla:

Con un claro dominio futbolístico de parte del equipo del Chelís, el marcador 1-0 les favoreció durante casi todo el juego, sin embargo, a pocos minutos de acabado el partido, los Pumas de la UNAM meten un gol, lo que les da la ventaja (debido a su resultado en la ida) para estar en la final.

Semifinal Pachuca vs. Indios:

Este partido debía ser una mera práctica para los Tuzos del Ojitos Meza, puesto que claramente ha sido el mejor equipo del torneo y los Indios venían de casi descender a la primera división A. Sin embargo, una tremenda suerte que cobijó a los Indios de Cd. Juárez durante sus últimos juegos, les sacó un buen susto a los jugadores del Pachuca. El milagro que los Indios debían lograr era tener una diferencia de 3 goles respecto a su rival, y lo que parecía imposible, en el minuto 75 no lo sonaba tanto, pues ya habían conseguido 2 de ésos 3 goles. Por fortuna, la justicia divina hizo que ganara quien debía ganar y el Pachuca, con un gol en tiempo complementario consigue el pase a la final.

¿Por qué digo que estos resultados son reflejo de la sociedad? Porque habla de la inequidad que existe en el talento y el trabajo de la gente.

No sé a quién se le ocurrió ésa regla tan pirada de que existiera una cosa llamada “marcador global” que constaba de sumar los goles de dos partidos entre los mismos equipos, uno por cada estadio, y que los que anotaban en el estadio del rival valían más. Esta tonta regla, sacadísima de la manga, ha provocado que las matemáticas le ayuden a equipos que no lo merecen y perjudiquen a equipos que merecen un mejor trato, ejemplos podemos citar a varios:

Los Indios de Cd. Juárez es un equipo que luchaba por no descender a 1a división-A. De repente, cuando todo parecía perdido, un solo partido los salvó y mantuvo en la liguilla, pero no sólo eso, sino que aún con pésimos resultados, fue escalando posiciones y, con unos refuerzos de otros equipos como Tigres, consiguió un boleto para ser semifinalista. ¿En qué momento pasó, si todos los equipos lo trataban como trapos?

El América, un equipo al que le tengo mucho cariño pero que desde hace ya más de dos años no tiene una buena temporada. En esta liguilla las matemáticas le ayudaron. Ganó unos juegos como visitante, perdió todos como local y, al final, se dedicó a esperar. En el partido Chivas vs. Indios, con el resultado adecuado, ambos equipos quedarían eliminados y el América pasaría a la siguiente ronda, pero los Indios dieron la sorpresa, y no sólo eliminaron a las águilas, sino a los rayados.

Toluca, mi favorito en recientes fechas, por la excelente dirección técnica de José Manuel “Chepo” de la Torre, cuyo nombre sonó muy fuerte para dirigir a la selección nacional. Su proceso fue impecable, uno de los mejores equipos y que se perfilaba para su bicampeonato… y al final, las matemáticas lo perjudicaron en uno de los pocos partidos que perdieron.

Puebla, un club que dio mucho de qué hablar y no en buen sentido siempre. El Chelís, su actual Director Técnico, es contratado para rescatarlos del descenso y lo logra, siendo otro ejemplo de que las matemáticas le ayudaron a quedar como semifinalista. Lo curioso es que los jugadores y el mismo entrenador no dejaron de quejarse de que la directiva les debía varios meses de sueldo. Aún con todo eso, su estilo de juego era bastante bueno ya en sus últimos partidos y le sacaron un buen susto a los Pumas. ¿Acaso no es buena idea pensar en una estrategia así como otros equipos? “No te pago hasta que me des buenos resultados”… Quizá el América debería aprender de esto, en lugar de sus millonarios salarios que, en lugar de ayudar, malcrían a los jugadores.

El fútbol mexicano es inequitativo, como la sociedad. Quien no trabaja en un proceso contínuo y echa a la suerte su destino, tiene probabilidades de tener éxito. En cambio, quien trabaja día con día, con intención de lograr un objetivo por medio de esfuerzo, puede lograrlo o no, nadie le garantiza nada. Es muy triste darse cuenta, pero seguro si voltean a su alrededor en su oficina, se darán cuenta de mucha gente mediocre que sigue teniendo empleo por razones distintas a su esfuerzo o talento. No me gusta un fútbol mediocre, donde los que nomás le echan ganas al final de la carrera pueden obtener mejores cosas que quienes le pusieron empeño desde el inicio, pero mucho menos quiero una sociedad donde pase lo mismo, donde los que hacen la tarea un día antes de entregarla en lugar de la semana o el mes anterior pueden salir mejor librados o donde el talento y esfuerzo son simplemente valores agregados y no la base para la construcción del éxito.

Anuncios