Posts Tagged ‘restaurantes’

h1

#EnLaBipoRoban: crónica del robo de mi vida

septiembre 6, 2014

El pasado miércoles 20 de agosto, terminando mi programa de CosmoCiudadano en Dixo, Jorge (mi compañero y conductor del programa), Clarisa (nuestra invitada) y yo, decidimos ir a desestresarnos un poco en un restaurante-bar llamado “La Bipo” ubicado en la calle de Álvaro Obregón 287, Col. Roma.

Decidí bajar mi mochila que tenía mi Mac y mi iPad en su interior (además de papeles de mi trabajo) porque “conmigo iba a estar más segura que con el valet parking”. Creo que me equivoqué. Estuvimos en el lugar desde las 10 pm hasta la 1 am. A las 12.30 de la noche, tres tipos entraron al lugar sin pedir mesa ni nada de la carta, simplemente entraron a la zona donde estaba mi mesa. Uno de ellos traía una mochila en la mano y hacía como que llamaba por teléfono. Acto seguido, pone su mochila encima de la mia y, minutos después, al tomar sus pertenencias, también toma mi maleta y se la lleva, saliendo del local con sus otros 2 amigos (otro hombre y una mujer). Yo no me percaté de todo esto porque, aunque la mochila estaba en la silla al lado mío, yo estaba sentado de tal forma que le daba la espalda a la misma e increíblemente, ni Jorge ni Clarisa que sí tenían de frente la situación, vieron nada sospechoso, estábamos tan metidos en la plática que no nos importaba lo que pasaba alrededor.

Esto que les relato, lo sé porque vi los videos de seguridad del lugar, había una cámara justo frente a mi mesa. De hecho, al levantar la denuncia ante el Ministerio Público (averiguación previa FCH-CUH-7/T2//2754/14-08), se hizo la presentación de dichos videos a la autoridad correspondiente. Los rostros de los ladrones se ven claramente. Para mi infortunio, el día del robo, le pedimos a los meseros que nos permitieran ver los videos de seguridad por si los ladrones seguían en el lugar, pudiéramos agarrarlos, y la respuesta de los mismos fue una negativa, so pretexto de que ellos no tenían acceso a la contraseña del sistema. Pedimos entonces que nos trajeran al gerente (Alejandro Camacho) y este no se encontraba presente, así que, sin más, se quedaron con los brazos cruzados. Hoy creo que si hubiera podido ver los videos de seguridad, habría podido hacer algo, ya que atrás de mi había dos mujeres sentadas de las que sospecho, ya que alguien tuvo que darle el “pitazo” a los ladrones para saber que mi mochila estaba en un lugar fácil de ser tomada. Dichas mujeres estuvieron platicando con el DJ del lugar en diversas ocasiones, por lo que, fuera con ellas o con el DJ, se podría haber comenzado una investigación más efectiva.

Y por si fuera poco el tema del robo, resulta con que el seguro que, de manera obligatoria todos los establecimientos mercantiles en el DF deben contratar, no cubre este tipo de hechos. Por supuesto, cada lugar podría contratar una prima más alta de seguro que sí lo cubra pero ya no es la que les pide la ley, sino superior. Obvio ningún lugar lo hace, ¿para qué? (dicen ellos). El caso es que, ante la postura del seguro, La Bipo decidió tampoco hacerse responsable y determinó NO pagarme las pertenencias que me fueron robadas de SUS instalaciones. Además, han aceptado conmigo que los días miércoles NO contratan seguridad porque, creen, no es necesaria. ¡Qué bonito, no? O sea que si asaltantes con armas de fuego llegan al lugar e intentan secuestrar a alguien, no hay poder humano que pueda siquiera hacer algo al respecto. ¿Quién va a impedirlo, los meseros?

Los dueños de La Bipo no han dado la cara hasta el momento, todas las pláticas han sido con el gerente del lugar y con el Director de las Bipo (Santos Sánchez). He estado investigando un poco más a fondo y he encontrado que recientemente han ocurrido diversos robos en este lugar, para muestra tenemos este:

Picture 10

No es posible que, viendo las autoridades de la ciudad de México que la delincuencia está aumentando exponencialmente, no hagan nada al respecto. No es posible que en la Ley de Establecimientos Mercantiles no sea una exigencia el contar con un seguro que cubra robos a los comensales. No es posible que los restauranteros solo se preocupen porque su clientela está bajando pero no hagan nada por solucionarlo. Invito a las autoridades a que aprueben leyes más severas para los negocios en la ciudad y que se cumplan a cabalidad.

Además, exijo a los dueños de La Bipo Roma que se me indemnicen las pertenencias que me fueron sustraídas. No solamente se llevaron mi computadora y tableta, sino se llevaron trabajo y parte de mi vida. Lo segundo es invaluable. Haciendo un símil de lo absurda que es la determinación de este lugar en no indemnizarme, pondré como ejemplo una escuela: supongamos que en esa escuela, un fulano X viola a una niña. Si la escuela se pusiera en la actitud de La Bipo, dirían “no la violó un alumno, así que no nos hacemos responsables”.

Les agradeceré a todos ustedes, difundan mi historia para que no le pase a nadie más y para que cesen las injusticias que promueven los negocios ante sus propios clientes quienes, aún habiendo pagado, no podemos sentirnos seguros por sus lamentables medidas de seguridad.

Anuncios
h1

Impuestos por ver la tele o escuchar radio… ¿les suena al porfiriato?

julio 27, 2009

Y no, el gobierno no tiene nada qué ver. Resulta con que la sociedad mexicana de productores de fonogramas y videogramas está deseosa, urgida, por cobrar regalías por cada disco que graban o por cada programa que producen, ahora se le ha ocurrido la genial idea de que todos los negocios que tengan un televisor, una radio o un reproductor de discos o películas, tendrán que pagar 7 salarios mínimos por usarlos.

Este cobro de regalías ya existía desde la ley federal de derechos de autor del 2001, sin embargo, ahora se contempla la idea de incluír también el cobro por el uso de la señal de cable o satélite, como Sky, Dish o cablevisión. Dicho en otras palabras, los restaurantes que usen como gancho un partido de fútbol para atraer público, van a pagar un impuesto por ello.

Lo que también destaca la sociedad de productores es que esta medida no afectará a los eventos sociales tales como bautizos, bodas y cualquier otra reunión donde no se lucre con el contenido de videos o música, sino se use con fines de entretenimiento.

Y yo lo único que puedo decir al respecto es que ésta medida es una estupidez. Si creen que así le van a hacer frente a la piratería, puedo asegurar que los restaurantes, bares y demás negocios que usan señales de TV, videos o audio, preferirán dejar de hacerlo, antes de pagar impuestos, o simplemente se la van a jugar, con la esperanza de que nunca llegue un inspector a sancionarlos.