Posts Tagged ‘presidencia’

h1

Yo SÍ quiero que AMLO sea presidente.

marzo 30, 2018

Recuerdo cuando Andrés Manuel López Obrador fue Jefe de Gobierno en la -hoy- Ciudad de México. Muchísima gente se opuso a su magna obra que fueron los segundos pisos del Periférico. Incluso en plena construcción, no fueron pocas las personas que odiaban el caos vial que las máquinas y el personal estaban generando. Hoy, la personas que antes se quejaban, se benefician al transitar a diario por esa vía, de manera más ágil que antes del 2000. La ironía es que, a pesar de las millones de quejas ciudadanas, hoy es una obra que funciona y que continuaron sus sucesores. Esto nos demuestra que la labor de un gobernante es hacer lo mejor para la gente y protegerla… a veces hasta de sí misma.

 

Lo anterior lo he sacado a la luz para mostrar que no todo es 100% bueno ni 100% malo en un gobernante. Al final, dicen algunos: “cada quien habla por como le va en la feria”. He tenido oportunidad de dialogar con muchísimas personas en los últimos 3 meses y más de la mitad me han dicho que México cada día está peor. Pero al profundizar en la charla, me he dado cuenta que es el discurso común sin haber realmente reflexionado sobre su propia realidad. Les pongo un caso: hace unas semanas platiqué con un buen amigo que nació en Oaxaca y que vino a la CDMX hace algunos años. Él, en Oaxaca, se dedicaba al campo y la ganadería. Decidió venir a la ciudad a probar suerte, primero trabajando en el Estado de México y luego ya asentándose en un pequeño departamento en Iztapalapa. Hoy es un hombre casado, tiene 2 hijos, es dueño del departamento donde vive, tiene un trabajo fijo y hasta le alcanza para tener un pequeño serpentario en casa. Su esposa está en el último semestre de la carrera de pedagogía pero ya trabaja por las mañanas en un kínder. Esta es una de las parejas que me decía “México va de mal en peor”. ¿En serio consideras malo ser dueño del piso donde vives, tener estudios universitarios y poder mantener una familia de manera decorosa? Entiendo perfecto que no es la situación de la totalidad de la población, pero lo que busco demostrar es cómo a veces no nos damos cuenta de las cosas que tenemos, nunca estamos conformes y queremos más y nos quejamos, en lugar de ver el panorama completo.

 

Yo SÍ quiero que Andrés Manuel sea presidente de México, porque quiero poder platicar con las personas que hoy se quejan de su situación, verlos dentro de 4 años y hacer un ejercicio en retrospectiva: ¿realmente las cosas en tu vida fueron mejores?

 

México, tan solo en el 2017, creció (cifras oficiales) 2.1% (corroborado por el sitio verificado.mx). ¿Sabes de cuánto fue el crecimiento de toda la Unión Europea en el mismo año? 2.4%, es decir, México solito creció casi lo mismo que uno de los continentes más poderosos del mundo. Estados Unidos, en el mismo periodo, creció 2.3%, ¡un aumento del PIB casi idéntico al nuestro! (corroborado por el sitio 24 Horas).

 

¿No será que, en realidad, México está creciendo a pesar de nosotros y no gracias a nosotros? Porque, en efecto, no somos Suiza, Holanda, Alemania o Finlandia, pero mi sentir es que no queremos llegar a serlo, porque llegar a esos niveles es gracias a que la gente trabaja, es productiva y organizada. Veamos un ejemplo: según datos de la revista Forbes, en Estados Unidos entre 1999 y 2009, la productividad de la gente se incrementó en un 34.9%, eso redundó en un aumento en salarios en poco menos de $1,000 dólares al mes en ese periodo. ¿Y entre esos años, cuánto aumentó la productividad del trabajador promedio en México? 2.1%

 

Muero de ganas de ver cuánto crece México en 6 años de gobierno de López Obrador, dándole dinero gratis a la gente y a los ninis, en lugar de obligándolos a ser personas que trabajen en beneficio de la nación. Por eso, en definitiva, yo SÍ quiero que AMLO sea presidente.

 

Es claro que el gobierno actual, ni los anteriores, son perfectos. Han sido claramente corruptos y hasta parece que se burlan de nosotros. Mi pregunta es: ¿los políticos que hemos tenido, vienen de Marte o de Venus? ¡No! Son mexicanos, igual que nosotros. Quizá el problema no está en la división gobernante-gobernado, sino en que la gran mayoría de las personas que hoy se queja de los que están allá arriba, sería igual -y hasta peor- teniendo ese puesto. ¿Por qué? Porque en lugar de buscar el bienestar social, queremos jalar agua para nuestro molino, porque “el que no transa, no avanza”.

 

¿Quieres que caiga más dinero a tu bolsillo? Trabaja mejor. No más, solo mejor, sé más productivo, olvídate de la charla de garrafón en la oficina o de checar tu Facebook durante una hora todas las mañanas. Ponte a trabajar como se debe.

 

¿Quieres un país menos corrupto? Comienza por respetar la ley, por no dar mordidas, por permitir que te pare un policía de tránsito cuando cometas una multa de tránsito y en lugar de darle 200 pesos, ve al corralón y luego saca tu auto. Porque eso no lo va a cambiar mágicamente ningún gobernante, ¿o cuando AMLO fue Jefe de Gobierno, la corrupción se acabó como hoy presume que puede lograr siendo presidente?

 

Que gane AMLO la presidencia, para que veamos que siempre se puede estar un poco peor. Nos queda tocar fondo.

 

andrs-manuel-lpez-obrador-termina-su-periodo-como-presidente-legtimo-creando-un-nuevo-partido

Anuncios
h1

Identidad del Gobierno de la República 2012-2018

septiembre 1, 2013

Quizá el trabajo de diseño gráfico que más ha llamado la atención en los últimos meses en México ha sido el del gobierno de la república, donde la figura más representativa es el presidente Enrique Peña Nieto.

Imagen

Desde su presentación el 1 de diciembre de 2012 ha causado revuelo. Algunas personas la han criticado por su mayor fallo: el uso de una tipografía de corte gratuito, la Trajan (que, dicho sea de paso, es de las más usadas en nuestro país). No obstante, su mayor fallo es ahora su mayor atributo, ya que la han cambiado por una tipografía custom made llamada “Soberana”, creada por Cristóbal Henestrosa y Raúl Plancarte. El problema es que casi pasó un año para que se diera a conocer al público, por lo que ahora es un verdadero lío el aplicarla, muestra de ello es que los manuales de identidad gráfica que se encuentran en los portales oficiales de las dependencias de gobierno, aún conservan en sus lineamientos como tipografía oficial la Trajan y no la Soberana.

Imagen

Otro punto de crítica ha sido la sobriedad. Hace 6 años, cuando el presidente Felipe Calderón le encargó a Ideograma que creara la identidad para el gobierno federal, ellos se encargaron de darle color y mucha vida al país, por lo que crearon mosaicos donde cada dependencia tenía un color diferente, muy vivo y alegre. Hoy, la nueva identidad carece de eso, todo se debe aplicar sobre fondos blancos y con elementos grises. En otras palabras, no proyecta nada. A mi juicio, lo peor que tiene esta identidad es la pleca central en degradado. He tenido oportunidad de aplicarla y es una pesadilla que esté realizada en Photoshop, cuando el resto de la identidad está en Illustrator.

Si bien es cierto que pudiera parecer aburrida y poco representativa para un país como México, también debemos apuntar que… podría ser peor. No olvidemos que en las viejas administraciones priístas, el gobierno carecía completamente de identidad, cada dependencia se encargaba de sus propios diseños y se llegaba a encontrar uno unas cosas que daban miedo. Hoy, eso se ha acabado. Y el riesgo existía al regresar el PRI al poder.

La agencia encargada de realizar este trabajo es Bamf!, que en el siguiente video muestran los bocetos que hicieron, donde podemos apreciar unas cosas verdaderamente espantosas pero otras que podrían haber llegado a funcionar en algún momento.

 

h1

El cinismo político en las campañas

febrero 5, 2010

Me resulta sumamente increíble el pensar que haya políticos que, de una manera cínica y pareciendo que no les importa lo que la gente diga de ellos, hablen de que ya no hay gobernantes buenos y que, como ni siquiera ellos lo son, pues es mejor votar por “el menos malo”. Ésta es la premisa de campaña de Luís Fishman, candidato a la presidencia de Costa Rica para este año.

Es deslenable (aunque sin duda, una estrategia que da mucho de qué hablar) ver el circo en el que los personajes de la política han convertido a un arte como lo es dicha disciplina. De hecho, Luís Fishman lo sabe muy bien, toda su campaña gira en torno a la burla, a satirizar a sus competidores e incluso a sí mismo, después de todo, si no hay opciones buenas, ¿por qué no votar por el menos malo?

Fishman fue, por unos días solamente, vicepresidente de Costa Rica cuando el entonces candidato Abel Pacheco ganó las elecciones para la presidencia de dicho país. El problema fue que tuvieron tantas discusiones en esos momentos, que Pacheco decidió separar a Fishman del cargo cuando prácticamente había recién tomado protesta. Eso ya habla un poco de lo conflictivo que puede ser éste último.

Para que no se quede esto en anécdota, les dejo a continuación el video publicitario y una entrevista que le hicieron al candidato, en donde defiende su postura de “vota por el menos malo”. Da risa ver sus declaraciones, y lo peor, cuando dice que “los anuncios no necesariamente tienen que significar algo”… ¿entonces, para qué contratar a expertos para hacerlos, no?

¿Será que el cinismo desmedido llegue pronto a México y en las campañas de este año (o del 2012) veamos a candidatos anunciándose bajo un lema similar? ¿Quién descartaría a un Juanito con un eslogan tipo “el actual gobernante se ha hecho rico en el sexenio. Ahora dame la oportunidad a mi”?

h1

Juanito, ¡presidente!

julio 8, 2009

Cuando uno piensa que ya escuchó todo, llega Juanito y lo hace ver como un neonato en declaraciones. ¿Qué tal ahora que declaró ante la prensa televisiva que va a buscar la presidencia de la república en 2018? Un cuate que vende nieves en el garage de su casa y que, hasta hace una semana, nadie lo conocía.

h1

De campañas y elecciones: ¿por qué México no merece ser primermundista políticamente hablando?

julio 6, 2009

Este domingo 5 de julio se celebraron las elecciones federales y locales en México, en los que los ciudadanos votaron por diputados, jefes delegacionales, presidentes municipales, regidores, algunos gobernadores, entre otros cargos de elección popular. Las sorpresas fueron muchas, pero lo que vendrá durante los próximos 3 años será de vital importancia para este país.

La primera sorpresa radica en que, de los 6 estados donde se votó para elegir gobernador, 5 los ha ganado el PRI, haciendo que el PAN haya perdido 2 importantísimos: Querétaro y San Luís Potosí. Además, lo que parecía ser una victoria casi segura para Fernando Elizondo como candidato a gobernador de Nuevo León por el PAN, debido a que ya había sido gobernador interino antes, se convierte en una pérdida, no de proporciones astronómicas, pero si lamentable. Y por si fuera poco, municipios tradicionalmente panistas, dejan de serlo para convertirse en priístas como Guadalajara.

Segunda sorpresa: en la ciudad de México, el PRD conserva una amplia mayoría tanto legislativa como en jefaturas delegacionales, con la excepción de que pierde Cuajimalpa -que hace 3 años estuvo a punto de perder, de hecho- y, aunque dio batalla, sigue sin ganar Miguel Hidalgo y Benito Juárez. En Coyoacán, resulta deslenable ver que, gracias a la coalición que hizo el PRD con el PT y Convergencia, Raúl Flores gana la jefatura delegacional, aún con que Obdulio Ávila tuvo un alto nivel de votación. El hartazgo de los coyoacanenses, yo incluído, mantenía una esperanza para cambiar de gobierno local, pero la esperanza se diluyó por la politiquería barata.

Tercera sorpresa: la victoria de “Juanito”, candidato a jefe delegacional por Iztapalapa por el PT. Esta se convertiría en la primera localidad importante gobernada por un partido distinto a los 3 históricamente más fuertes. La razón es muy sencilla, ha quedado demostrado que AMLO sigue teniendo fuerte poder en ciertos sectores de la población, cosa que de verdad da pena. Esto nos deja muy claro que el candidato a la presidencia de la república por el PT para el 2012 será él, López, pero no del PRD.

¿Qué ocurrió?

La paliza tremenda que el PRI le dio al PAN a nivel nacional, en gran parte se debe a que los gobiernos panistas locales no han sido precisamente lo más ejemplares. Basta ver Jalisco, territorio típicamente panista, donde ahora Guadalajara será gobernado por el PRI. Hace algunos años, cuando Alberto Cárdenas era gobernador de Jalisco, la gente lo quería mucho por identificarse con el pueblo, me consta pues lo vi muy de cerca. Éso ratificó el voto para el PAN al ganar Francisco Ramírez Acuña la gubernatura tiempo después. El ex-secretario de gobernación también hizo buen papel, era un hombre duro y por su perfil, Jalisco tenía fama de ser una zona segura. Además, se realizaron muchas obras bien pensadas. El problema vino cuando llega Emilio González Márquez, el gober piadoso, porque desde el primer día demostró ser un individuo nefasto, poco a poco fue acabando con la paciencia de la gente y, no me sorprendería ver que en 4 años, Jalisco vuelva a ser territorio Priísta. Esto nos deja muy claro lo mucho que puede influír un mal gobierno en el voto de la gente y de manera tan pronta.

En el DF, el poder y la suciedad del PRD provocaron que mantuviera una amplia ventaja. En Tlalpan, por ejemplo, se rumora que Higinio Chávez, candidato a jefe delegacional, se gastó más de 2 millones de pesos en su campaña, cuando el IFE sólo les asignó alrededor de 600 mil. ¿De dónde sacó el resto? No quiero ni imaginarlo. Además, su contrincante más cercano, Jorge Quintana y Topete, hombre muy adinerado y no afiliado al partido, decidió no hacer campaña por su clara desventaja, o dicho en otras palabras, se dio por vencido antes de luchar. Los ciudadanos no sabían siquiera quién era el candidato del PAN para esta demarcación, prueba de ello son los comentarios vertidos en Lupa Ciudadana en su perfil. Aún con eso, su distancia respecto de Higinio Chávez fue de menos de 10 puntos.

El voto nulo también alzó la voz… localmente. Diversas asociaciones, entre ellas la dirigida por Alejandro Martí, promovían que la gente diera su voto nulo para expresar el hartazgo y el sentimiento de falta de representatividad, y funcionó, pero no a nivel nacional. Se sabía, desde hace unas semanas, que había gente en estados del norte de la república, que ni siquiera tenían conocimiento de este movimiento, pero en el DF hubo distritos que tuvieron hasta un 15% de votos anulados. El total de nulidades fue, nacionalmente, de 6%, muy poco pero aún así superior por el doble a la del 2003. Desafortunadamente, creo que este movimiento se va a diluír, no así los esfuerzos de Alejandro Martí por forzar a los candidatos a que cumplan sus promesas, necesitamos como mexicanos exigir que nuestros políticos nos representen. Si la gente votó por ellos, que cumplan. Hoy mismo se lo he dicho a un importante personaje del PRI, espero me haya escuchado con claridad.

Para finalizar, debo mencionar que otro gran punto por el que los resultados se dieron así fue gracias a lo aburrido de estas campañas. Ya los mismos senadores están viendo la posibilidad de reformar la reforma (perdonen la redundancia) electoral porque la que hicieron nomás no funcionó. Resulta lamentable ver que los candidatos, y sus respectivos equipos de campaña, siguen buscando el voto por medio de 3 cosas: pendones, volantes y mítines. Yo soy, y seré siempre, de la idea de que los políticos piensan que los mexicanos somos idiotas y por eso son conformistas, no buscan campañas propositivas, donde ayuden a la gente, donde realmente la escuchen, donde se sienten un día a contestar personalmente sus correos. Algunos me han dicho que estas campañas se deben básicamente a que la gente así las pide, es decir, si se utilizan estrategias novedosas, el público las ve con desconfianza. Si se regalan artículos o despensas, la gente va por ellos como si fuera el último día de su vida y, si el partido que se las dio, los obliga a votar por ellos, el mexicano es fiel y vota “por si las dudas”. Nosotros, los seres pensantes, diríamos “ok, dame la despensa y de todos modos, como el voto es secreto, voto por quien se me pegue la gana” pero la gente que recibe las despensas no es así -según me informaron-. Por eso es que afirmo que México no merece ser primermundista políticamente hablando, porque la gente no exige, porque la gente que ve a un líder, lo quiere hundir en lugar de apoyarlo, porque en México a la gente no le gustan los protagonistas o los sabelotodos. Porque en México todos quieren jalar agua para su molino. ¿Cómo imaginamos ver en países como Estados Unidos o España, que en la publicidad de un candidato, su nombre venga mal escrito o se cuelguen de la fama de un artista para ganar su voto o usen la imagen de Flanders el de los Simpson para promocionarse? Éso es impensable para muchos, pero aquí lo hicieron. Es casi tan ilógico como cuando Hugo Chávez mandó a hacer latas de atún con su cara para su campaña presidencial… ¡un momento! En Nuevo León, el candidato ganador del PRI a la gubernatura, mandó a hacer gel antiséptico con su cara durante la influenza… ¿ven a lo que me refiero? Estamos cayendo en un hoyo del que nos será difícil salir.

Yo, con todo gusto, podría diseñar una campaña basada en medios alternativos, internet, guerrilla, etcétera, para un candidato político… pero estoy seguro que lo primero que me respondería un representante de partido político es: éso no funciona en México. Lo triste es que tal vez tenga razón, pero tal vez no, el punto sería aventurarse a hacerlo, no importando las consecuencias. Si ganas, demostrarás que funciona. Si pierdes, habrás hecho que la gente, por primera vez, ponga atención a una campaña. Sea como sea, siempre saldrás ganando algo.

Los próximos 3 años serán desastrosos para el presidente Calderón, la esperanza que tenía de comenzar a gobernar con mayor facilidad se ha diluído. Ya que no nos sorprenda que comencemos a ver la pelea entre partidos por ver quién se destapará a la presidencia de la república, es más, ya lo estoy viendo, los moquetazos que se van a dar Peña Nieto y Beltrones van a estar en la agenda periodística nacional por varias semanas consecutivas.

Y mientras… nosotros seguimos aquí, viviendo al día.

Picture 6

—-

El autor de este artículo es asesor de imagen y diseñador gráfico. Catedrático del Colegio de Consultores en Imagen Pública y colaborador con diversas empresas nacionales.

h1

Cualquier parecido con la realidad… es mera coincidencia

julio 5, 2009

¿Qué tal el parecido del peinado de nuestro futuro candidato a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, con el del niño fisión, Milhouse Van Houten?

enriquepenanietomilhouse