Posts Tagged ‘denuncia’

h1

#EnLaBipoRoban: crónica del robo de mi vida

septiembre 6, 2014

El pasado miércoles 20 de agosto, terminando mi programa de CosmoCiudadano en Dixo, Jorge (mi compañero y conductor del programa), Clarisa (nuestra invitada) y yo, decidimos ir a desestresarnos un poco en un restaurante-bar llamado “La Bipo” ubicado en la calle de Álvaro Obregón 287, Col. Roma.

Decidí bajar mi mochila que tenía mi Mac y mi iPad en su interior (además de papeles de mi trabajo) porque “conmigo iba a estar más segura que con el valet parking”. Creo que me equivoqué. Estuvimos en el lugar desde las 10 pm hasta la 1 am. A las 12.30 de la noche, tres tipos entraron al lugar sin pedir mesa ni nada de la carta, simplemente entraron a la zona donde estaba mi mesa. Uno de ellos traía una mochila en la mano y hacía como que llamaba por teléfono. Acto seguido, pone su mochila encima de la mia y, minutos después, al tomar sus pertenencias, también toma mi maleta y se la lleva, saliendo del local con sus otros 2 amigos (otro hombre y una mujer). Yo no me percaté de todo esto porque, aunque la mochila estaba en la silla al lado mío, yo estaba sentado de tal forma que le daba la espalda a la misma e increíblemente, ni Jorge ni Clarisa que sí tenían de frente la situación, vieron nada sospechoso, estábamos tan metidos en la plática que no nos importaba lo que pasaba alrededor.

Esto que les relato, lo sé porque vi los videos de seguridad del lugar, había una cámara justo frente a mi mesa. De hecho, al levantar la denuncia ante el Ministerio Público (averiguación previa FCH-CUH-7/T2//2754/14-08), se hizo la presentación de dichos videos a la autoridad correspondiente. Los rostros de los ladrones se ven claramente. Para mi infortunio, el día del robo, le pedimos a los meseros que nos permitieran ver los videos de seguridad por si los ladrones seguían en el lugar, pudiéramos agarrarlos, y la respuesta de los mismos fue una negativa, so pretexto de que ellos no tenían acceso a la contraseña del sistema. Pedimos entonces que nos trajeran al gerente (Alejandro Camacho) y este no se encontraba presente, así que, sin más, se quedaron con los brazos cruzados. Hoy creo que si hubiera podido ver los videos de seguridad, habría podido hacer algo, ya que atrás de mi había dos mujeres sentadas de las que sospecho, ya que alguien tuvo que darle el “pitazo” a los ladrones para saber que mi mochila estaba en un lugar fácil de ser tomada. Dichas mujeres estuvieron platicando con el DJ del lugar en diversas ocasiones, por lo que, fuera con ellas o con el DJ, se podría haber comenzado una investigación más efectiva.

Y por si fuera poco el tema del robo, resulta con que el seguro que, de manera obligatoria todos los establecimientos mercantiles en el DF deben contratar, no cubre este tipo de hechos. Por supuesto, cada lugar podría contratar una prima más alta de seguro que sí lo cubra pero ya no es la que les pide la ley, sino superior. Obvio ningún lugar lo hace, ¿para qué? (dicen ellos). El caso es que, ante la postura del seguro, La Bipo decidió tampoco hacerse responsable y determinó NO pagarme las pertenencias que me fueron robadas de SUS instalaciones. Además, han aceptado conmigo que los días miércoles NO contratan seguridad porque, creen, no es necesaria. ¡Qué bonito, no? O sea que si asaltantes con armas de fuego llegan al lugar e intentan secuestrar a alguien, no hay poder humano que pueda siquiera hacer algo al respecto. ¿Quién va a impedirlo, los meseros?

Los dueños de La Bipo no han dado la cara hasta el momento, todas las pláticas han sido con el gerente del lugar y con el Director de las Bipo (Santos Sánchez). He estado investigando un poco más a fondo y he encontrado que recientemente han ocurrido diversos robos en este lugar, para muestra tenemos este:

Picture 10

No es posible que, viendo las autoridades de la ciudad de México que la delincuencia está aumentando exponencialmente, no hagan nada al respecto. No es posible que en la Ley de Establecimientos Mercantiles no sea una exigencia el contar con un seguro que cubra robos a los comensales. No es posible que los restauranteros solo se preocupen porque su clientela está bajando pero no hagan nada por solucionarlo. Invito a las autoridades a que aprueben leyes más severas para los negocios en la ciudad y que se cumplan a cabalidad.

Además, exijo a los dueños de La Bipo Roma que se me indemnicen las pertenencias que me fueron sustraídas. No solamente se llevaron mi computadora y tableta, sino se llevaron trabajo y parte de mi vida. Lo segundo es invaluable. Haciendo un símil de lo absurda que es la determinación de este lugar en no indemnizarme, pondré como ejemplo una escuela: supongamos que en esa escuela, un fulano X viola a una niña. Si la escuela se pusiera en la actitud de La Bipo, dirían “no la violó un alumno, así que no nos hacemos responsables”.

Les agradeceré a todos ustedes, difundan mi historia para que no le pase a nadie más y para que cesen las injusticias que promueven los negocios ante sus propios clientes quienes, aún habiendo pagado, no podemos sentirnos seguros por sus lamentables medidas de seguridad.

Anuncios
h1

¿Coherencia? Cuando la ecología está en las palabras, no en los hechos

enero 13, 2010

Es bien sabido que Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal, ha enfocado muchas de sus fuerzas a proteger la ecología de la ciudad, sus múltiples programas en pro de la misma dan prueba de ello, sin embargo, resulta curioso darse cuenta que ésto no es mas que otro acto politiquero sin esencia, sin razón de ser. A continuación, plasmaré íntegras las palabras de un habitante de la delegación Cuauhtémoc que testifica un verdadero ecocidio al que no se le ha dado ninguna explicación:

El miércoles 30 de Diciembre de 2009 a las 22:00 hrs. se presentaron en la esquina de Manuel González y Av, Guerrero (Delegación Cuauhtemoc) más de una veintena de vehículos pertenecientes a jardínes y parques del Gobierno del Distrito Federal, lo que me hizo pensar que podarían los árboles que se encuentran sobre esta avenida.



Al día siguiente me dí cuenta de la realidad de la presencia de estos elementos y vi con tristeza e indignación que habían desaparecido todos los árboles más grandes de la avenida, solo dejando unos cuantos menores a 5 metros, los cuales desaparecieron también al día siguiente. Solo en el tramo que abarca entre la Avenida Manuel González y Av. Ricardo Flores Magón desaparecieron 53 árboles, entre especies endémicas como Pirules y Ahuehuetes, así como introducidas como Hules y Fresnos, entre otros.


Siguiendo una cuadra más sobre Av. Guerrero (entre Av. Ricardo Flores Magón y la calle Saturno, Col. Guerrero), en un espacio muy pequeño faltaban 14 árboles más, sumando así 67 arboles solo en estas 2 cuadras.




Es mi obligación decir que eran árboles sanos y la mayoría contaba con más de 50 años de vida y al ser una zona densamente poblada y con alta afluencia vehicular estos árboles eran un pulmón importante para los habitantes de Tlatelolco.

Algo altamente preocupante es que los residentes del complejo habitacional Tlatelolco (de la sección I y II, las que fueron afectadas) no reaccionaron ante este cruel ecoscidio y me pregunto ¿Qué hubiera pasado si esto mismo suscediera en colonias como Condesa, Narvarte o Lomas de Chapultepec, donde la verdadera conciencia ecológica existe?




Yo acuso al Gobierno de Marcelo Ebrad por este ecoscidio y exijo una explicación y reparación al daño hecho a la ecología de esta región y sabiendo como actúan las personas de su partido contra gente que afecta sus intereses les pido me mantengan en el anonimato.
Quedo a sus amables órdenes.
José Luis Garibay
¿Qué opinan? ¿Es o no es una verdadera falta de respeto, no sólo a la ecología, sino al intelecto de los ciudadanos que habitamos aquí y que Ebrard, como buen político, dice muchas cosas pero hace pocas?
h1

La ciudad del caos

octubre 4, 2009

Hace unas pocas horas de que escribo este post (3 de la mañana), me avisaron que mis abuelos, regresando de una cena con unos familiares, iban manejando a casa cuando súbitamente cayó el auto en una de esas muchas coladeras que hay en esta ciudad, que no están destapadas, pero sí hundidas, típico caso de cuando repavimentan la calle y la dejan más alta de como estaba antes, pero las coladeras las dejan a la altura vieja y se convierten en baches incómodos o hasta peligrosos. Este fue uno de ellos. Uno ve el agujero del lugar y pareciera no estar muy profundo, pero al momento de que el automóvil intenta regresar al pavimento, se encuentra con una cuchilla, como si estrellara la llanta con una banqueta… ¿qué provocó esto? Un desastre al coche, cuya marca no mencionaré pero que el pronóstico de su arreglo no se ve tan promisorio. Básicamente, el letrerito de “transmisión averiada” se prendió al pasar el bache y el coche sólo se apagó sin poder arrancarlo de nueva cuenta. Afortunadamente, el auto cuenta con seguro, por lo que el pago de la reparación será el del deducible, pero… ¿qué no debería el gobierno de la ciudad pagar por los daños, dado que lo que causó el percance fue una obra suya? ¡Sí se puede! El problema es que, como todo, el trámite es tan burocrático, que mejor uno decide pagarlo por propia cuenta para no perder valiosas horas de vida. Y no se diga el caso de a la esquina de la casa de mis abuelos, donde ya varios coches han caído en el hueco de una coladera que se destapa fácilmente cuando llueve muy fuerte. Hasta el momento, nadie ha sido capaz de arreglarla, pero arreglarla bien, no sólo volver a poner la tapa de la coladera, sino sellarla para que no se vuelva a salir de su lugar.

¿Qué pasa con esta ciudad? Desde hace años, muchos años, hemos vivido caos diario: marchas, inundaciones, baches, hundimiento de calles, numeración incorrecta de casas, violaciones a las leyes de tránsito, policías corruptos, gente naca… ¿y hacemos algo por cambiar las cosas? ¡Nada! Nos hemos acostumbrado a verlo como algo normal. El problema son los problemas, si, pero más problema somos nosotros los ciudadanos.

Quiero platicarles también de otro caso igual de cercano. En mi casa, llevamos -sin exagerarles- un mes con la energía eléctrica hecha un desastre. Las corrientes de luz suben y bajan más drásticamente que el dólar en Argentina. Desde el día 1 de los hechos, se levantó el reporte a la compañía de Luz y Fuerza del Centro. Han ido a reparar varias noches… ¿y se ha solucionado el problema? ¡No! El miércoles pasado de plano optaron por poner un cableado provisional nuevo en mi casa para tener luz de una manera relativamente normal, pero aún así, mis reguladores detectan altas y bajas de energía, y conociendo lo eficientes que han sido los trabajadores de ahí, más me vale acostumbrarme. ¿Por qué no han podido arreglar bien el problema? Según ellos, porque cada equipo que han mandado es de un área de Luz y Fuerza a la que no le corresponde el caso, o dicho en otras palabras, burocracia. Estoy harto de ésas frases de “uy no, éso le corresponde a otro”. Yo me pregunto, ¿si mi empresa la manejara así, no habría tronado ya? Al cliente hay que solucionarle los problemas, no crearle más, el gobierno perredista del DF, desde sus inicios hace más de 12 años con Cuauhtémoc Cárdenas, ha demostrado una completa ineptitud al respecto. ¡Ah pero eso sí! ¿Qué tal las marchas que hace el sindicato de electricistas afuera de la Secretaría del Trabajo pidiendo cosas estúpidas?

Yo, por eso, insisto en que ahora que el presidente Calderón decidió desaparecer 3 secretarías de estado, debería también de aprovechar desaparecer sus respectivos sindicatos, total, es un hecho que el PAN perderá las elecciones del 2012, mejor asumirlo como hombres y ponerse a chambear para que, al menos, para ése año, ya el que venga no pueda volver a echar a perder las cosas.

Sigo y seguiré diciendo: lo mejor que nos podría pasar es que nos cayera una bomba atómica en la ciudad. Todo se arregla sólo volviendo a comenzar.