h1

De Ferrari Amarillo a carrito de hot-dogs

mayo 22, 2015

El América ha escrito una nueva historia desde la salida de Michel Bauer y su sucesión por Ricardo Peláez en la cabeza ejecutiva del equipo. Hoy, con 2 títulos de liga (uno al mando del Piojo Herrera y otro bajo el controversial Turco Mohamed), se muestra no solo como el club futbolístico con la nómina más cara en el país, sino como uno de los 3 más ganadores en la historia moderna, junto con León y Pumas.

Sin mucha explicación, el club decidió no renovarle su contrato al Turco Mohamed y decidió buscar al nombrado como uno de los 20 mejores Directores Técnicos del planeta: Gustavo Matosas, un tipo que le dio al León dos títulos de liga. Con un estilo dramático-creativo muy particular y extrañamente querido por la gente, Matosas lideró a un equipo de 25 millones de dólares al que la prensa de inmediato nombró, gracias a comentarios de un jugador, como “el Ferrari amarillo”. Y aunque logró meter al América en la liguilla como el segundo lugar general, con el mismo puntaje del líder, Tigres, inesperadamente se develó que el Técnico estaba fuera del equipo por una supuesta falta de acuerdos entre él y Peláez. Hoy, la moneda está en el aire: ¿quién podrá dirigir a las Águilas?

Al parecer, la carta más fuerte de Ricardo Peláez es Nacho Ambriz, quien compartiera vestidor con el ahora ejecutivo del América cuando ambos jugaron para la Selección Nacional en 1994. Son amigos desde hace años y es un hombre de toda la confianza de Peláez. Y aunque habría que darle el beneficio de la duda por los resultados que ha logrado con el nido de Coapa en los últimos años, la misma afición ha mostrado su negativa clara ante la llegada de Ambriz al club, a nivel tal de que se ha comentado en redes sociales: “pasaron de tener un Ferrari amarillo a un carrito de Hot-Dogs”.

¿En verdad Nacho Ambriz no tiene la capacidad para dirigir al América? Recordemos que él fue auxiliar y mano derecha del Vasco Aguirre en su paso por España. Estuvo presente en el desarrollo y levantamiento del Osasuna, en el Atlético de Madrid e incluso ha comentado que la propia directiva del Osasuna le ofreció a él el equipo dos veces. Difícilmente creo que un equipo de ese nivel le ofrezca la Dirección Técnica a un improvisado. No obstante lo anterior, Ambriz no ha mostrado grandes resultados en los equipos mexicanos en los que ha participado: estuvo en San Luis, en Chivas e incluso le tocó dirigir a Ronaldinho en los Gallos Blancos de Querétaro… aunque pareciera que Ronaldinho lo dirigió a él porque, ante la opinión pública, fue hasta que llegó Vucetich al equipo que puso orden y comenzó a caminar.

En mi opinión, la afición Americanista se opuso tanto al nombramiento de Ambriz en la Dirección Técnica del equipo por una razón: NO PARECE ENTRENADOR DEL AMÉRICA. Nacho Ambriz es, a diferencia de sus antecesores, un tipo que parece humilde, tibio, falto de caracter. Su imagen física muestra a una persona que porta prendas de baja calidad, arrugadas, con un corte de cabello estilo militar, no por querer comunicar dureza, sino porque no le queda de otra ya que simple y sencillamente no se aplaca ni con gel del más fijador. Una comunicación no verbal demasiado tranquila, nunca ha sido un personaje protagónico, no es controversial. Estoy 100% seguro que, de llegar al América, serán aspectos que de inmediato la directiva ponga manos a la obra para corregir (a Matosas no le permitieron portar sus sacos estilo creativo porque “no eran del patrocinador oficial”), pero la realidad es que la fama que ha criado hasta ahora no es coherente con la ideología del equipo. La única ventaja que podría tener el América al contratarlo es que la expectativa sería muy baja, por lo que dar una sorpresa agradable no sería algo difícil. No obstante lo anterior, hay un riesgo enorme: si el proceso con Ambriz no funciona, no solo van a pedir la cabeza del DT, sino del mismo Peláez. Esta es una reflexión que debería considerar la directiva de manera seria.

¿Qué va a pasar con el América? Solo el tiempo lo dirá. Es un hecho que no van a desembolsar grandes cantidades de dinero para reforzarse porque el finiquito de Matosas no debió ser barato. Así que, quien llegue, tendrá que trabajar con un equipo que posiblemente esté desunido, se tendrá que adaptar, tendrá que tener los pantalones suficientes para poner orden. Se baraja la opción B de Javier Aguirre que, aunque está muy quemado por sus juicios de “amaño de partido” en Europa, sabemos que tiene capacidad para poner en acción cualquier equipo, no importando incluso la barrera del idioma.

Va a ser interesante seguir de cerca las decisiones que tome la directiva del equipo. ¿A quiénes propondrían ustedes como entrenadores de las Águilas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: