h1

Bancomer: del verde al azul hay muchos tonos

abril 5, 2011

Ustedes recordarán (al menos quienes nacieron antes de 1990) la identidad gráfica que tenía Bancomer cuando era 100% mexicano, que era claramente ubicado por sus colores verde y amarillo, cuestión curiosa ya que cualquier especialista hoy día afirmaría que esos colores son justamente los menos recomendables para los mensajes que un banco debe transmitir.

 

 

Con la compra de Bancomer por parte del banco español BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria), la identidad gráfica cambió. De hecho, el banco español eliminó por un tiempo el nombre de “Bancomer” y ello, aunado a una pésima estrategia de migración, llevó a su reciente compra a una pérdida estrepitosa de clientes. Hasta ese momento, decidieron hacer un estudio de mercado donde constataron que el nombre Bancomer estaba muy posicionado en el país y que BBVA era de difícil pronunciación y pregnancia.

 

El pasado 26 de marzo, BBVA Bancomer renueva su identidad gráfica. Como se puede apreciar, decidieron cambiar su tipografía, de una Rotis Sans muy reconocible (y con un sistema perfectamente establecido) a una sans serif común, más limpia y moderna. Además, eliminaron el recuadro envolvente de las siglas BBVA para dejarlo más claro y unido a la submarca. En lugar de ello, crearon un imagotipo con todos los problemas del mundo: una serie de cuadros en degradado que no comunican nada. ¿Por qué me atrevo a decir que es un cambio tan malo? Simplemente porque esos recuadros, para los que somos diseñadores, nos comunican de inmediato a las pruebas de impresión offset, lo que inmediatamente te lleva a pensar que no es una marca seria, sino que es “de prueba, de juego”. Además, aunque es claro el degradado en el color azul, en cualquier otro se podría ver emplastado. Eso sin contar que su reproductibilidad en serigrafía sería virtualmente imposible, lo que obliga a la marca a imprimir todo de manera digital o por offset.

 

 

El cambio, no obstante, es muy sutil, el público no lo ha notado. Quizá esto aunado a que en las sucursales sigue viviendo la identidad anterior con la nueva, rompiendo así la regla de oro de los programas de rediseño de identidad, donde el primer paso es: sustituye la identidad en su totalidad de un día a otro, puesto que los mensajes comunicacionales son distintos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Ultimamente se han visto casos de cambio de imagen en empresas grandes, producto de la “calentura” de algún alto ejecutivo, que no se puso a pensar en los costos de un cambio así (cambio en edificios, uniformes, vehículos, papelería, site de internet, publicidad, etc) y a la hora de la hora se quedan a medias, con el consiguiente desastre.


  2. Asi es, muy lamentable porque ves la perspectiva de ciertos ejecutivos que ven a la identidad como un juguete moldeable a sus caprichos y no como un elemento omunicacional serio.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: