h1

Machete don’t text: R. Rodriguez regresa a lo básico

noviembre 16, 2010

Después de que Robert Rodriguez hiciera el falso trailer para una cinta que nunca estuvo pensada para existir llamada “Machete”, él jamás imaginó que el público pediría con tal vehemencia la producción completa de esta cinta. Incluso Danny Trejo, protagonista de la misma, se emocionó tanto con el proyecto que comenzó a llamarle por teléfono a distintas horas del día para tratar de persuadirlo de que sí la hiciera, a lo que Rodríguez, harto, contesta: ¿acaso no podrías mejor mandarme mensajes de texto? Y Danny Trejo responde una frase que dice también en la película: “Machete don’t text”.

 

Machete representa el regreso de Robert Rodríguez al cine que lo hiciera famoso. Después de perderse dirigiendo cintas como Spy Kids o Sin City o de ser el principal director propuesto para llevar al cabo la cinta sobre “Deadpool”, Machete es quizá lo más parecido a El Mariachi que yo haya visto jamás. Danny Trejo interpreta a un agente federal mexicano comisionado para detener al narcotraficante más peligroso: Torrez (interpretado por Steven Seagal, que tenía 8 años sin tener una cinta en cines). El problema es que Machete es traicionado y casi muerto, por lo que decide cobrar venganza de las maneras más absurdas que la pantalla de plata hubiera visto en su historia.

Después de ver The Expendables, donde varios actores icónicos de las cintas de acción se juntaron para hacer su aparición, Rodríguez nos sorprende con una película que usa, en cierto modo, la misma fórmula pero la lleva al extremo de la locura. Ver a Don Johnson y a Cheech Marin (que protagonizaron la serie Nash Bridges), a Robert de Niro vistiéndose de mexicano, a Steven Seagal actuando pésimo y diciendo groserías en español, a Michelle Rodríguez mostrando cuerpo o a Lindsay Lohan siendo seducida por uno de los hombres más feos en la historia del cine, es algo que no tiene precio.

Llena de clichés, de explosiones sin sentido, de gore, de sexo y de una edición impresionante a manera de película clase B ochentera, Machete se convierte en una de las mejores cintas que se lanzaron en este 2010 sin duda. Con razón, Chris Cooper (actor que ganara un Oscar hace algunos años) dijo que ese guión era la cosa más absurda que jamás hubiera leído antes. Supongo que a él le ofrecieron originalmente el papel que después interpretara DeNiro.

Recordemos que el personaje de Machete es sumamente recurrente en las películas de Rodríguez, desde Desperado hasta Spy Kids. Hay varias referencias a sus cintas anteriores.

 

Porfavor, no pueden perderse los cameos de Nimrod Antal (director de Depredadores) como uno de los guardaespaldas chistosos y de Quentin Tarantino, como uno de los vaqueros en un enfrentamiento al viejo estilo mexicano. De éste último, el cameo es muy fácil perdérselo, así que no parpadeen.

 

Cierro con una frase del hermano de Machete Cortez, que en la cinta es un sacerdote interpretado por Cheech Marin:

“God has mercy… I don’t”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: