h1

Abel: sólo en México

mayo 31, 2010

Muchas personas se han referido a “Abel” como la ópera prima de Diego Luna, curioso tomando en cuenta que -técnicamente- su primera cinta fue el documental JC Chávez, sin embargo, si hablamos de largometrajes de ficción, en efecto, Abel sería su debut como director. Ésta cinta retrata la historia de un niño con problemas psicológicos que, en su búsqueda de identidad, decide adoptar la figura paterna de su casa, por lo que comienza a revisar las tareas de sus hermanos y hasta duerme con la mamá. Ésto lo lleva a una serie de situaciones muy entretenidas, aspecto que sin duda enriquece la cinta y que demuestra que aún en el cine se pueden hacer cosas nuevas.

Ahora bien, hay decenas de miles de individuos que han hablado muy bien de Abel, y no le quito mérito a la cinta, pero creo que tiene también muchos problemas. El primero de ellos es su fuerte tendencia localista, es decir, el guión está escrito específicamente para que el público mexicano se ría de los gags, pero si la cinta la exponen en Europa o incluso en Estados Unidos, no tengo la menor duda de que pocos le entenderán. Baste ver el acento con que hablan los niños, o hasta las expresiones de los mismos ante ciertas situaciones, son típicas del mexicano. La ventaja para Diego Luna en este caso es que a la película le está yendo muy bien en las taquillas nacionales, porque si esperaba hacer buen negocio alrededor del mundo, le auguro pocos logros en su objetivo.

La dirección, si bien tiene mucha influencia de Alejandro González Iñárritu (por los encuadres raros), es impecable para ser los pininos de Diego. De hecho, causa curiosidad ver lo que logrará con su siguiente proyecto en estos terrenos: un cortometraje para la cinta “Revolución” donde, junto con otros 9 directores mexicanos, contarán historias en torno a este manoseado concepto. Entre dichos directores destacan: Gael García, Rodrigo García, Rodrigo Plá, Carlos Reygadas y Fernando Eimbcke.

Mención honorífica merece la musicalización de la cinta, también influenciada sin duda por los trabajos de Iñárritu, aunque no es cosa rara tomando en cuenta que la encargada de la misma es Lynn Fainchtein, toda una institución para ambos realizadores.

Las actuaciones en Abel son de destacarse. Si bien, el gancho de toda la cinta es Chema Yazpik (que personifica a Anselmo, el papá de Abel), él termina por quedarse corto al lado de la actuación de Christopher Ruiz-Esparza que interpreta a Abel o incluso a su hermano Gerardo Ruiz-Esparza que interpreta a Paul (si, pronunciado Paúl, no Pol). Sé, por experiencia personal, que hacer actuar a niños no es cosa fácil, pero Luna lo ha logrado de manera natural, sin que parezcan actuaciones de telenovela. Quizá, de los niños, la más experimentada era Geraldine Alejandra, quien personifica a Selene, las hermana de Abel y Paul, a quien seguramente recordarán por el anuncio de los cines donde una madre le compra a su hija un DVD pirata y la niña -Geraldine- le dice que no piensa estudiar porque ya consiguió el examen, tan pirata como su película.

Otro dato curioso de Abel es que un muy buen cacho del presupuesto lo donó el estado de Aguascalientes (donde se desarrolla la historia entera) y que, en palabras del sangrón de Pablo Cruz (productor de la cinta y socio en Canana de Gael y de Diego): quieren mostrar que no todo sucede en el DF.

En síntesis, Abel es la muestra clara de que en México aún se pueden hacer cosas diferentes. Claro, se necesitaba de apoyo extranjero (prueba de ello es la intervención en la producción ejecutiva del famoso actor John Malkovich), pero sin lugar a dudas, es un respiro ante el montón de historias mediocres que el cine nacional ha experimentado de un par de años para acá. No obstante, también es muestra clara de que una cinta que se mercadea bien puede ser negocio redondo, no importando si su calidad es sobresaliente o simplemente satisfactoria. Los medios de comunicación, los artistas, e incluso el público, han inflado ésta cinta a un nivel mayor del que realmente tiene, por eso llena salas aún en funciones nocturnas, sorprendente para una película mexicana.

Anuncios

4 comentarios

  1. Hola.
    Acabo de ver la película y me parece genial y me enorgullece que halla mexicanos trabajando bien, felicidades a Diego Luna, el reparto y todo el equipo que hizo posible esta cinta. Como ya vieron no es necesarios ni los desnudos ni las palabrotas para hacer una buena película. Espero que tengan mucho éxito. Yo les recomiendo la película!!!


  2. Dudo que adolezca para tener éxito en el extranjero, para eso están los subtítulos y los subtituladores… al igual que paso con “Y tu mamá también”, no creo que tenga problemas de “tropicalización”. Me parece que eso fue buscarle tres pies al gato.

    Saludos!


  3. ¿Ya la viste? Y tu mamá también no tenía los chistes “locales” que tiene Abel. Al igual que pasa con muchas películas gringas, hay cosas que no se pueden subtitular literalmente porque pierden el sentido, como el chiste de Scary Movie de “somebody is coming. Who? Meee!”


  4. me da gusto que la pelicula mereciera tu aprobacion. la voy a ver pronto y dare mi docta opinion. a tu analisis le fato calificar el guion, las locaciones y los dialogos.
    tu “guru” intelectual



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: