h1

¡Qué caro es estacionarse en el DF!

noviembre 30, 2009

La Profeco ha lanzado a la luz su reporte en el que evalúa los costos de los estacionamientos más caros de la Ciudad de México, y aunque no es de sorprendernos, sí debe hacernos reflexionar el hecho de que haya negocios que tienen precios realmente lamentables para los que tenemos automóvil.

Los 5 estacionamientos más caros de la capital, por hora, son:

NH Mexico City (40 pesos)

Fiestamericana Reforma (44 pesos)

JW Marriot (52 pesos)

Presidente Intercontinental (56 pesos)

Four Seassons (80 pesos)

Hay una gran diferencia cuando vemos, por ejemplo, que en los estacionamientos de hoteles como el Camino Real en los estados de la república no cobran un peso, es un derecho que tienen todos los que llegan a hospedarse, comer o simplemente a visitar a alguien.

Caso similar ocurre en las plazas comerciales. Mientras en Galerías Coapa el estacionamiento cuesta $16 pesos la hora y tienen máquinas que se descomponen a la menor provocación, en el centro comercial La Cúspide -al que tuvimos la oportunidad de asesorar en mi agencia- el estacionamiento cuesta $3 pesos por dos horas.

¿Hasta dónde deben cargarnos la mano a los que somos automovilistas, en una ciudad donde prácticamente no hay medios de transporte alternativos?

A este paso, voy a terminar estacionando mi coche así:

Anuncios

2 comentarios

  1. Y que me dices del detallazo de hace un par de años, normalmente Plaza Cuicuilco y Perisur tenien su precio bastante accesible de 25 pesos por las primeras 5 horas, pero subitamente y sin decir “agua va” Plaza Cuicuilco subio su precio al punto de ir a ver una pelicula y salir con la espantosa noticia de que tiene sque pagar de 47 a 63 pesos dependiendo de que tanto dure la pelicula y que tan anticipadamente hayas llegado. Mientras Perisur sigue con su agradable cuota de 25 pesos por las primeras 5 horas. Segun yo, mal movimeinto mercadologico por parte de Plaza Cuicuilco, no crees?

    Saludos!


  2. Jajaja justo pensé en lo mismo al escribir esta nota. Lo peor es una ocasión que me quedé estacionado en Cuicuilco, metí el boleto a la máquina para pagarlo y resulta que no aceptaba billetes (no entiendo en qué consiste que hay máquinas a las que les pasa eso). Total, lo saqué, fui por cambio (me habré tardado un minuto en ir al coche y regresar) y cuando volví a meter el boleto a la máquina, ya era más alta la tarifa que tenía que pagar…

    Por cierto que sobre eso del problema de las máquinas de los estacionamientos tendré que dedicarle otro post, no sabes cómo extraño los cajeros de carne y hueso. Odio las dichosas maquinitas.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: